iolandatrivino.com

El talento más demandado para hacer frente a los nuevos negocios

Business-people-meeting-at-office-and-use-sticky-notes-to-share-idea

Vivimos en un mundo en constante cambio. En un presente que está en entredicho, en revisión y en actualización permanentemente. El mercado, con la misión de adaptarse al mundo, debe estar a la última y ser cada vez más competitivo. Por ello se requieren profesionales que sepan estar a la altura y cuenten con habilidades que encajen en este futuro que ya es presente. También empresas que sepan dar el giro oportuno para adaptarse a los usuarios, clientes y, muy importante, al talento humano del que disponen.

A esta transformación de los negocios y el talento que los sustentan la hemos llamado FUTURO y estas son las 6 principales competencias que cualquier persona -y también empresa- debería cumplir para formar parte del mercado laboral:

1: Facilidad al cambio

Otros lo llaman resiliencia. Tras haber vivido una pandemia hemos aprendido que las situaciones no son estáticas y que pueden cambiar en el momento menos pensado. Ser una open-minded y capaz de adaptarse con rapidez a los cambios es una ventaja.

 

2: Unión

El trabajo en equipo y la colaboración entre compañeros es imprescindible hoy en día. Tener la habilidad de ayudar y, sobre todo, el saber pedir ayuda es un punto a favor. Y, en este sentido, la humildad es un valor al alza cuando se trata de trabajar en equipo.

 

3: Toma de decisiones

Desaparece el “porque sí” de cualquier discurso vinculado a una decisión. Se busca el dato y la métrica y cualquier experimento debe sustentarse con un análisis Big data. Que la información sea tu objeto de medida y movimiento es muy positivo.

 

4: Usuario

Nuestro servicio y producto está focalizado en el usuario y, por lo tanto, todo aquello que creamos debe tener como misión principal mejorar la experiencia de dicho usuario antes, durante y después de tener relación con nosotros.

 

5: Razonamiento y pensamiento crítico

Será bienvenida la capacidad de tener una perspectiva global de las situaciones, ser capaces de empatizar y, a la vez, ofrecer discurso y soluciones efectivas fruto del razonamiento y del pensamiento crítico.

 

 

6: Originalidad

Y hacerlo de forma distinta, como nadie lo ha hecho. Aunque ya lo hayas leído muchas veces y sea muy poco original, el thinking-out-of-the-box es el último paso a la hora de afrontar el FUTURO.

Si bien es cierto que el mundo empresarial ha sufrido una pequeña gran revolución a raíz de la digitalización y que ésta se ha acentuado con la llegada de la pandemia, no menos cierto es que el empleado también se ha revolucionado. Las compañías no han dejado de hablar de beneficios o pérdidas pero también -por suerte- se ha empezado a hablar de los trabajadores. Esas personas que muchas empresas tenían olvidadas y que resulta que eran las responsables de alcanzar los resultados.

A esta segunda pequeña gran revolución, vinculada a la innovación en modelos de negocio, en inglés la han acuñado como employee experience. Porque no todas las mejoras en una empresa deben estar basadas en los procesos de producción, el mejorar la experiencia ddl empleado busca incrementar el bienestar de las personas: escuchar y entender a los empleados, promover una buena relación desde los departamentos de recursos humanos, fomentar la comunicación interna y, sobre todo, medir los resultados para saber si el camino elegido es el correcto y tiene sus frutos. Los empleados no son todos iguales y tampoco todos tienen las mismas necesidades, en este sentido resulta de gran interés este estudio de Gallup en el que se concluían de qué manera un pequeño cambio en la rutina de los empleados puede suponer un gran incremento en la productividad y, por lo contrario, cómo el malestar de un empleado puede repercutir en la productividad.

Y tú,
¿ya has empezado tu camino hacia el FUTURO?

Share on facebook
Share on twitter
Share on linkedin

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *